Posteado por: joseluisp | 11 mayo 2009

Responsabilidades

entrenador1 

Entrenador A: Hemos tenido muy mala suerte, el campo estaba en muy mal estado y, desde luego, no nos ha gustado nada el  arbitraje.

Entrenador B: No hemos estado a la altura del rival y no hemos sabido aprovechar las oportunidades que hemos tenido. Queda mucha liga por delante y debemos reflexionar si queremos llegar a donde queremos estar.

A cuál de estos dos entrenadores ficharía para su equipo? al primero o al segundo? Ciertamente cada uno tiene una percepción diferente de lo que les sucede, pero es muy interesante hacer un ejercicio para proyectar a dónde les llevan estas percepciones.

En coaching utilizamos frecuentemente la distinción de la responsabilidad a la hora de analizar cómo se posiciona nuestro cliente respecto a lo que le sucede.

Observe cómo el Entrenador A se está declarando inocente, nos da una explicación muy tranquilizadora para él, pues asume que todo lo que le ha sucedido en el estadio fue debido a factores externos sobre los que el equipo no tenía ningún control.

Muchas personas perciben así la vida. Se sienten víctimas de un entorno en el que se sienten atrapados y sin salida. Ven lo que les pasa como el espectador que contempla una función de teatro: contempla el mundo desde su butaca pero no puede hacer nada para cambiar ni el comportamiento de los actores ni el transcurso de la acción. Cuando proyectamos esta forma de pensar a los diferentes dominios de nuestra vida nos convertimos en personas que no podemos resolver nuestra situación, pues al declarnos inocentes también nos declaramos incapaces de buscar soluciones que nos lleven a un escenario mejor.

Es muy interesante la segunda percepción: el entrenador B se declara responsable, forma parte de un equipo, por lo que alguna responsabilidad debe haber tenido en el resultado.

Cuando asumimos haber contribuido al resultado nos declaramos parte del problema y con esto reconocemos que podemos ser parte de la solución. Esta forma de pensar abre posibilidades de acción, de mejora, de buscar soluciones, de escapar a un escenario mejor.

Todos los días nos encontramos con esta distinción en nuestras organizaciones o a la hora de gestionar nuestra carrera personal. Por supuesto, la distinción víctima/responsable no sólo se manifiesta en nuestra vida profesional, también está presente en otros dominios de nuestra vida como nuestras relaciones personales, familiares y sociales.

Los coaches pasamos parte de nuestro tiempo acompañando a nuestros clientes a tomar el control de lo que les pasa, a asumir la cuota de responsabilidad que tienen en ello al objeto de buscar nuevos escenarios.

Comprobará que en ningúna parte del texto he utilizado la palabra culpa. En la vida y en las empresas los fenómenos son muy complejos y todo lo que pasa es el resultado de una cadena de acontecimientos en los que varias personas participan. Concentrarlo todo a un único culpable no tiene mucho sentido. Además generaría una competición en el equipo en la que todos sus miembros dedicarían su energía a buscar explicaciones para declararse inocentes, víctimas, personas incapaces de cambiar la situación.

Y ahora, a prepararse para el partido del próximo domingo. Buena suerte, entrenador!

Anuncios

Responses

  1. Aquí os dejo abrir un e-libro muy útil para que lo miréis, se llama El Gran Juego, de C. Martín Pérez.

    http://www.personal.able.es/cm.perez/comentarioslibros.html
    http://www.personal.able.es/cm.perez/Extracto_de_EL_GRAN_JUEGO.pdf

    Se trata de un libro de estrategia, ya sea política, militar o de marketing, pues inclusive en la actualidad se dice que emplea en las carreras de empresariales o derecho. Con lo que veas se puede practicar mucho sobre estrategias, autocontrol, PNL, lenguaje verbal y corporal, liderazgo, seducción, manipulación, persuasión y lucha por el poder.

    Saludos.

    • Buenas noches, Carolus
      Muchas gracias por compartirlo con los amigos del blog
      Saludos

  2. Buenas amigo.

    Me ha parecido un ejemplo muy bien traido a la percepción que todos tenemos. El azar nos domina, estamso presos del entornoy nosotros somos “sujetos pasivos”. Esa es la primera idea que el coach de de conseguir que romap su coachee sino no se podrá seguir.

    Cuando una asuma su papel y saber que es el responsable por acción u omisión de todo lo que le pase, el gran paso para cambiar ya se ha dado. Ya solo queda dirigirlo.

    Muy buen blog amigo el tuyo tambien.

    • Gracias por tu comentario. Bienvenido

  3. […] hablando de errores quisiera refrescar la idea de uno de los anteriores posts. En coaching no existen culpables, pues en el mundo de las organizaciones los fenómenos son […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: