Posteado por: joseluisp | 25 mayo 2009

Perspectivas

 albert-einstein

Locura es hacer siempre lo mismo y esperar resultados distintos.

Albert Einstein (1879-1955)

 

A finales de la década pasada, utilizaba en mis cursos un vídeo de formación para directivos titulado “Paradigmas: el negocio de descubrir el futuro”. La película, dirigida a personas con responsabilidades en la dirección de empresas, tenía por objetivo mostrar cómo nuestros modelos mentales (o paradigmas) en muchas ocasiones nos impiden encontrar soluciones a los problemas que nos encontramos en el día a día.

Este video estaba basado en el éxito editorial de Joel Arthur Barker “Paradigms”, un texto en el que Barker, a partir del pensamiento de Thomas Khun (La estructura de las revoluciones científicas), muestra cómo en el mundo corporativo también desarrollamos modelos mentales que nos facilitan la mejor gestión de nuestras organizaciones.

Sin embargo, nuestro mundo está sometido a innumerables cambios que vuelven obsoletos a nuestros paradigmas y nos plantean la necesidad de revisarlos. Los cambios tecnológicos y sociales, o el propio fenómeno de la crisis constituyen en sí mismos un cambio de paradigma en el que todas las personas, en palabras de Barker, nos ponemos a cero.

Esto nos lleva a conclusiones muy interesantes. La primera es que cuando se produce un cambio de paradigma, nuestras soluciones dejan de funcionar.

La segunda, aún más interesante, es que nuestra forma de pensar, nos impide a veces identificar soluciones alternativas a los problemas a los que nos enfrentamos, por lo que incurrimos en situaciones de ceguera paradigmática y parálisis paradigmática. Para ello, Barker propone una vacuna: la flexibilidad paradigmática.

Piense en la actualidad: vivimos en un mundo en el que las herramientas que utilizábamos hace menos de un año han dejado de funcionar. Buscamos nuevos paradigmas que nos ayuden a encontrar nuevas soluciones, pues las del pasado no nos sirven.

Observadores

En el ejercicio del coaching trabajamos esta idea desde la distinción del observador. El modelo del observador, bautizado así por el gran sociólogo chileno Rafael Echeverría, relaciona los resultados que obtenemos con nuestras acciones y nuestra forma de percibir el mundo.

 

  Observador

 

Las acciones que desarrollamos en nuestra vida profesional o personal generan una serie de resultados. Cuando los resultados satisfacen nuestros objetivos lo más probable es que continuemos actuando de la misma manera.

Qué pasa cuando los resultados de nuestras acciones no cumplen nuestros objetivos? Echeverría plantea tres posibles acciones. La primera consiste resignarse, en asumir que no podemos hacer nada para cambiarlos.

Una segunda acción posible es la de buscar explicaciones al resultado negativo. Es un gran paso cuando la explicación nos abre un camino a nuevas acciones aunque, lamentablemente, solemos recurrir a explicaciones que se limitan a justificar y legitimar nuestros malos resultados.

Hay una tercera opción: el aprendizaje. El aprendizaje aparece cuando nos comprometemos a rectificar nuestra forma de actuar para, con ello, mejorar nuestra capacidad de acción. Esto conlleva crear nuevas acciones orientadas a alcanzar el resultado deseado.

Aprender

El primer nivel de aprendizaje es el que nos lleva a aprender nuevas técnicas, métodos y acciones que nos ayuden a alcanzar nuestros objetivos. La formación tiene mucho de esto. Acudimos a las cursos y seminarios en busca de los conocimientos que nos hagan ser mejores en lo que hacemos y obtener mejores resultados.

Un mayor nivel de aprendizaje es el que gira no en torno a las acciones que desarrollamos, sino al observador que estamos siendo. Consiste en abandonar nuestros viejos modelos mentales y buscar otros que nos permitan una mayor capacidad de acción a la hora de mejorar nuestros resultados. Parte del trabajo del coaching se desarrolla en esta dirección.

Pero en coaching intentamos llegar a un tercer nivel de aprendizaje. Todas las personas como observadores tenemos lo que Echeverría denomina un núcleo duro formado por “distinciones, juicios, emociones, posturas, etc. que definen una manera particular de estar-en-el-mundo. Una determinada manera de pararse en la vida, una forma particular de hacer sentido de lo que nos acontece y de la cual derivan patrones estables de comportamiento”

Cuando el aprendizaje llega al núcleo duro del observador se produce lo que llamamos “aprendizaje transformacional”: acompañamos al coachee en un proceso de revisar aquellas creencias que le limitan a la hora de conseguir sus resultados personales y profesionales. Lo que Baker denomina la flexibilidad paradigmática.

Nuestro trabajo como coaches consiste en acompañar a nuestros clientes en un proceso en el viajen desde el observador en el que encuentran atrapados hacia nuevas formas de observar. Nuevos paradigmas en los que cuenten con una mayor capacidad de acción efectiva a la hora de conseguir los resultados que desean en su vida.

Notas

El libro “Paradigmas” de Joel Arthur Baker fue publicado en castellano por la Editorial McGraw Hill, en la actualidad se encuentra descatalogado.

Una breve descripción del modelo del observador aparece en el epílogo que Rafael Echeverría realizó para el, también excelente, libro de Leonardo Wolk Coaching, el arte de soplar brasas”. Este epílogo está disponible en Internet en la página web de Newfield Consulting.

Debo agradecer al maestro Rafael Echeverría su generosidad por autorizar a este humilde seguidor de su pensamiento a  utilizar el cuadro con el Modelo del Observador que aparece en este post.

Anuncios

Responses

  1. Te agradezco tu exposición y quedo vivamente interesado en la flexibilidad paradigmática.
    ¿Podrias ayudarme a encontrar el libro de Joel A. Barker en castellano, aun de segunda mano o una copia en cualquier formato.
    Salu2, Prudencio

    • Hola Prudencio
      Gracias por tu comentario
      El libro de Barker no tuvo mucha difusión en castellano. Imagino que a través de Amazon será posible obtener una copia aunque sea al menos en inglés
      Yo tengo un ejemplar de la edición en castellano, vives en Sevilla o en Madrid? si es así podríamos vernos
      Ya me dices
      Saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: