Posteado por: joseluisp | 31 agosto 2009

Liderar en tiempos complicados

Caos - Ana Morales López

Nunca fue fácil ser jefe. Sin embargo en momentos de recesión económica aparecen nuevas complicaciones que hacen más difícil el ejercicio del liderazgo. En las sesiones de coaching, los directivos comentan cómo las reducciones de plantilla, los recortes presupuestarios o las cancelaciones de proyectos han entrado a formar parte de su gestión haciéndola mucho más compleja.

Aparentemente, estas acciones tienen un efecto positivo en la medida que sanean la organización. Sin embargo, estos días estamos comprobando que también producen un impacto brutal sobre la motivación y sobre la producividad de los trabajadores.

El pasado mes de junio Harvard Business Review públicó un artículo titulado “How to Be a Good Boss in a Bad Economy”. Lo firma Robert I. Sutton y muestra las dificultades que conlleva el liderar organizaciones en momentos difíciles.

Sutton nos habla del tándem tóxico que se produce entre los jefes y sus colaboradores. Por una parte, cuando las personas ejercen el poder tienden a centrarse más en sí mismos y menos en las necesidades de sus colaboradores. Por otra parte, sus colaboradores dedican mucha energía a observar, interpretar y preocuparse por cualquier movimiento que haga su superior.

Esta situación se hace más intensa cuando la organización atraviesa momentos complicados. Son momentos en que todos nos encerramos emocionalmente sobre nosotros mismos y enfocamos nuestra atención hacia nuestros miedos y hacia lo que hacen nuestros superiores. Cuando planean amenazas reales observamos los movimientos de nuestros jefes en busca de indicios que nos permitan predecir lo que va a suceder, y esto da lugar a situaciones de miedo y de ansiedad que deterioran la productividad y la motivación de las personas.

¿Cómo evitar este tándem tóxico?. En primer lugar prestando atención a las personas de nuestro equipo y abriendo nuestras puertas para que puedan compartir con nosotros sus dificultades y sus preocupaciones. En segundo lugar, haciendo todo lo que está en nuestra mano para reducir las incertidumbres y los miedos causantes de ese estado de ansiedad organizacional.

Para ello el artículo sugiere trabajar en cuatro direcciones. La primera es informar a las personas para que tengan una mayor previsibilidad del futuro y una menor sensación de incertidumbre. En segundo lugar mostrar comprensión hacia los miembros del equipo, explicándoles cuál es el motivo por el que se toman determinadas decisiones y cuál es el impacto previsible que tendrán sobre la organización. La evidencia muestra que las personas rechazan más las decisiones que no han sido fundamentadas con una explicación que las que lo han sido. Por ello es fundamental que el líder desarrolle mensajes que lleguen a las personas que están confusas, molestas o predispuestas a pensar negativamente.

También es importante que los miembros del equipo perciban que tienen control sobre los resultados, repartiendo tareas de modo que las personas conecten con su responsabilidad y su impacto en la organización. Finalmente, es fundamental que el líder muestre empatía hacia sus colaboradores, adoptando su punto de vista personal, siendo consciente de sus miedos y ansiedades y haciendo un esfuerzo para aliviar estos miedos y ansiedades mediante la información y la comunicación.

Son tiempos complicados en los que debemos ayudar a los miembros de nuestro equipo a luchar contra sus miedos y a conseguir lo mejor de sí mismos. Es necesaria la lealtad y el compromiso, pero una lealtad y un compromiso que sean recíprocos y que funcionen en las dos direcciones. Los líderes siempre deben ser percibidos como personas que cuidan de los suyos, sobre todo en los momentos en que los miembros de su equipo se sienten vulnerables.

027

Notas:

Robert Sutton es Profesor en la Universidad de Stanford y uno de los fundadores del Hasso Plattner Institute of Design y del Programa Stanford Technology Ventures.

El artículo “How to Be a Good Boss in a Bad Economy” puede descargarse aquí.

Anuncios

Responses

  1. Jose Luis, muy bueno tu post:

    Comunicación, Transparencia, Argumentación, Delegación, Empatía, Reciprocidad y un largo etc….

    Al final estas hablando de un líder que a pesar de estar en momentos turbulentos, no pierde de vista el largo plazo de su Organización y, de las Personas que componen estas.

    Recibe un FUERTE ABRAZO

  2. Hola Javier
    Muchas gracias por tu mensaje
    Un saludo desde Barcelona
    José Luis


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: