Posteado por: joseluisp | 17 septiembre 2009

Tendencias

pic_future_01

La semana pasada una web hermana, la de nuestro amigo Javier Pérez Caro, publicaba una reseña del libro Coolhunting – El arte y la ciencia de descifrar tendencias. El texto muestra la labor del coolhunter, una tarea cuyo objetivo consiste en detectar cambios e innovaciones en el entorno para inspirar acciones orientadas a la mejora de la competitividad de la Organización.

En esta línea me ha parecido interesante mostrar el artículo publicado en Harvard Business Review el pasado mes de Julio con el título “Las diez tendencias que debes vigilar”. En él los autores examinan las fuerzas que configuran el entorno económico actual. Estas fuerzas son las siguientes:

1.- Tensiones en los mercados de recursos naturales: el crecimiento de la población, la industrialización y el cambio climático suponen cada vez una mayor presión sobre los recursos. Así, es problable que nos dirijamos hacia un futuro en el que contemplemos incrementos en los precios, mayor volatilidad e incluso situaciones de escasez. En los años venideros consideraremos la productividad de los recursos como uno de las factores de competitividad más valorados. Esto supondrá optimizar la cantidad de producto conseguido por cada unidad de petróleo, energía, agua o cualquier otro recurso natural.

2.- Globalización: aparecen algunos interrogantes sobre la integración económica global. Por una parte es poco problabe que se revierta la globalización del comercio de bienes y servicios, aunque se ha reducido el interés político por una mayor liberalización de los mercados. Respecto a la globalización del talento continuará el crecimiento del mercado global de directivos y técnicos.

Sin embargo la globalización financiera sí muestra síntomas de vulnerabilidad, pues estamos viendo mayores controles y una mayor regulación de este sector a nivel local.

3.- Agotamiento de la confianza en las empresas: las estadísticas muestran un gran reducción de la confianza que la sociedad civil tiene hacia el mundo empresarial y corporativo. Por ello muchas organizaciones tendrán que trabajar su credibilidad y su imagen como corporaciones que no sólo trabajan para sus accionistas, sino que también valoran la satisfacción de sus empleados, clientes, proveedores, comunidades, agentes sociales. Esto supondrá la introducción de la responsabilidad social de la empresa como un elemento más a gestionar y planificar.

4.- Un mayor papel de estado: nadie duda que después de la crisis los gobiernos tendrán una mayor implicación en la marcha de sus economías. En los últimos doce meses hemos asistido a una proliferación de paquetes de estímulos, acciones de rescate de empresas y reformas legislativas que muestran un rol diferente en la forma de hacer política. Por otra parte, la evolución de los déficit públicos y el envejecimiento de la población señalan la posibilidad de un futuro crack fiscal. Esto suponrá una mayor presión para que el sector público desarrolle sus servicios a un menor coste y ponga en marcha nuevas formas de prestar estos servicios en colaboración con el sector privado.

5.- El management como ciencia: una de las lecciones aprendidas de la crisis ha sido la de no basar la toma de decisiones exclusivamente en el conocimiento intuitivo. Por ello, cada vez acudiremos más a la información disponible sobre riesgos, comportamientos humanos o análisis estadísticos. En este sentido serán de gran utilidad los modelos matemáticos y los sistemas de proceso de datos.

6.- Cambios en los patrones de consumo: nos dirigimos hacia un escenario en el que los Estados Unidos dejará de ser el motor del consumo mundial. Esto nos abre dos posibilidades: un desplazamiento del centro de gravedad hacia China e India, o un mapa multipolar del consumo mundial en el que se mantienen los Estados Unidos, la Unión Europea y Japón mientras que se incorporan China, India y otros países emergentes.

7.- El renacimiento asiático: a pesar del enorme impacto de la crisis sobre el continente asiático, la región ha emprendido un gran esfuerzo hacia la modernización y el ahorro, generando economías más productivas y con mayores recursos financieros. Además, las empresas asiáticas están empezando a incorporar la investigación, la innovación y el diseño en sus actividades.

8.- Redefinición del panorama industrial: la recesión ha creado ganadores y perdedores, y los primeros pueden aprovecharse de esta ventaja. Así, muchos directivos contemplarán cómo en su sector se desarrollarán procesos de concentración a través de fusiones y adquisiciones. Veremos un nuevo mapa económico como resultado de que determinados sectores se han fortalecido durante la crisis mientras otros se han visto enormemente afectados.

9.- Innovación: a pesar de los recortes en los presupuestos de las compañías, el gasto en innovación seguirá siendo una prioridad. Las investigaciones demuestran que las empresas que invierten en innovación durante las recesiones tienden a dejar atrás a sus competidores durante la recuperación. Tome nota.

10.- Cuestionamiento de la estabilidad de precios: a pesar de encontrarnos en un escenario de estabilidad de precios, los expertos prevén un incremento de las presiones inflacionistas. Así cada vez será más importante la flexibilidad y la precaución en los compromisos a largo plazo, así como las políticas de precios y costes en las compañías.

Tanto si nos gusta como si no nos gusta este entorno, lo importante es cómo vamos a actuar ante él. De ello depende que nuestra organización pueda soportar las amenazas y aprovechar las oportunidades. Buena suerte.

032Notas

Coolhunting – El arte y la ciencia de descifrar tendencias, de Víctor Alejandro Gil Mártil está publicado en Empresa Activa

The 10 Trends yoy have to watch se publicó en el número de Julio de Harvard Business Review. Sus autores son Eric Beinhocker, Ian Davis y Lenny Mendonca.

Anuncios

Responses

  1. Gracias Jose luis, por tus referencias.

    Me ha llamado la atención principalmente de tu post:

    El punto uno: Optimizar, racionalizar, los consumos. Entiendo que además de necesario es lógico, después del desfase que hemos tenido.

    En el punto tres: La perdida de confianza, tenemos que poner en valor la Misión, la Visión y los valores de las empresas, comunicarlas a nuestros clientes y proveedores, que sean algo más que un cuadro que cuelga en la recepción de las empresas. Estamos obligados moralmente a poner toda lo que este en nuestra mano para devolver esa confianza perdida.

    Aprovecho para recomendarte un libro que empecé esta mañana:

    Responsabilidad Social Corporativa, Jordi Morrós Ribera y Isabel Vidal Martínez, Fundación Confemetal

    Recibe un fortísimo abrazo

    “O cambias o te cambian, estamos viviendo un momento de cambio tan maravilloso como peligroso”

    Cósimo Chiesa (Vender es mucho más)

    • Hola Javier, gracias por tu comentario

      Lo de la Resposabilidad Social es imparable y viene para quedarse

      Durante años hemos vivido de espaldas a todo y sólo pensando en dar valor al accionista

      Blanchard habla del triple balance: si queremos que nuestra organización sea un proyecto sostenible debemos dar valor al accionista, a los trabajadores y a los clientes

      La Resposabilidad Social añade además los proveedores, los agentes sociales, la comunidad en que opera la organización y el resto de los posibles stakeholders con los que opera la empresa.

      La tendencia es irreversible

      Un abrazo

  2. José Luis, evidentemente me llama más la atención la que recomienda una management más científico, aunque esa idea podría ser extensible a todos los campos donde los humanos entran en juego. 🙂

    Post tuiteado, por cierto 😉

    • Hola Alfonso
      Gracias por tu comentario
      Estoy de acuerdo contigo: la tendencia del management científico es muy interesante pero siempre con una orientación humanista
      Gracias por el twuiteo, sigo pendiente de tuitear el blog
      Saludos

  3. […] que contribuye a la preservación y al mantenimiento de los recursos y del medio ambiente. En un post anterior ya analizamos la tendencia detectada al deterioro de la confianza que la sociedad deposita en las […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: