Posteado por: joseluisp | 12 octubre 2009

Fuentes de poder

Marlies-Odehnal-Fire-22646

En un post anterior presentábamos la distinción de poder como la capacidad de actuar, de hacer cosas. Mencionábamos que la capacidad de acción no es buena ni mala de por sí, sino que depende del uso que hacemos de ella.

Sin embargo son muchas las personas a las que les cuesta percibir esta capacidad de acción. Es fácil distinguir el poder cuando este es inherente a la posición que una persona ocupa en un grupo. Cuando estamos ejerciendo el rol de padre, el de madre, o el de directivo existe un poder asociado a esa posición. Sin embargo esa no es la única fuente de la que las personas pueden extraer su poder.

Existe también una fuente de poder derivada de la persona que somos, de nuestras capacidades y de cómo manejamos nuestras habilidades personales. Así, nuestro carisma, nuestra forma de relacionarnos con los demás o nuestra forma de ser nos pueden abrir y cerrar posibilidades a la hora de alcanzar nuestros objetivos.

La tarea que desarrollamos, o el puesto de trabajo que ocupamos constituyen en sí otra fuente de poder. Desde nuestro puesto de trabajo podemos ayudar a las demás personas de nuestro equipo cuando hacemos un uso correcto de él, o bien bloquear y demorar el resultado de su trabajo cuando lo estamos utilizando de forma incorrecta.

Nuestro poder también reside en nuestras relaciones, en las alianzas que establecemos con los demás ya sea de manera formal o informal. Se encuentra en nuestro grupo de amistades, en la red de personas a las que tenemos acceso y en nuestra forma de cultivar estas relaciones. Toda la actividad que desarrollamos en torno al marketing personal y al networking se orienta a gestionar este espacio de poder.

Finalmente, el poder también se encuentra en nuestros conocimientos, en todo el saber y en las habilidades que nos hace únicos y diferentes a los demás. Sólo tiene que pensar en los escenarios que se nos abren cuando disponemos de un título o de una certificación. Cuando mejoramos nuestra formación estamos trabajando para incrementar nuestra capacidad de acción, y con ello nuestro poder.

El poder por posición, el poder personal, el poder por tarea, el poder por relaciones y el poder por conocimientos son las cinco puntos de poder que relaciona Ken Blanchard: todas las personas extraen su poder de estas cinco fuentes, aunque su distribución sea desigual para cada uno de nosotros.

Nuestra capacidad de acción no depende exclusivamente de nuestros puntos de poder, sino de la capacidad que tengamos de optimizarlos. Para ello es necesario tener consciencia de ellos, conectar con nuestro poder para gestionarlo y para expandir sus fuentes. Piense que actividades como el aprendizaje, la innovación, la creatividad, la coordinación de acciones con los demás o el saber acompañarnos de personas con las que nos complementamos incrementan nuestro poder, nuestra capacidad de actuar y hacer cosas.

Cuando no somos conscientes de nuestros puntos de poder nos sentimos impotentes, incapaces de actuar en la dirección que nos permita alcanzar nuestros objetivos, y nos quedamos atrapados en espacios de los que no somos capaces de salir.

Conectar con nuestro poder, empoderarnos, nos ayuda a trabajar en acciones posibles, e incluso a buscar nuevas formas de expandir nuestro poder, nuestra capacidad de acción.

040

Compártelo en Twitter

Anuncios

Responses

  1. […] Los post mencionados anteriormente en torno al poder son Poder y Fuentes de poder […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: