Posteado por: joseluisp | 5 noviembre 2009

El hombre que nunca se equivocaba

EQUIVOCARSE

Es difícil precisar cuando comenzó todo. El momento en que comenzó a albergar la creencia de que cometer errores es malo, pues consideraba que el equivocarse le dejaba expuesto a los demás, quedando al descubierto toda su vulnerabilidad, su incapacidad y su imperfección. Cometer errores entró a formar parte de sus miedos, pues al equivocarse exponía todo aquello que le hacía sentirse inferior a los demás.

Así que se puso manos a la obra. Se volvió crítico consigo mismo, y muy perfeccionista, pues debía mostrarse a los demás como una persona infalible. No obstante, la tarea de no equivocarse era tan complicada y tan imposible que no tuvo más remedio que dedicar su energía a ocultar aquellos errores que iba cometiendo a lo largo del día. Así, trabajó en la construcción de un muro, de una fachada que impedía que los demás puedieran percibir su vulnerabilidad y todo lo que ésta iba dejando a su paso.

Tuvo que renunciar a muchas cosas. Primero a conectar con los demás, pues la máscara que se había construido reprimía sus emociones y las encauzaba hacia donde nadie las pudiera percibir. También renunció a trabajar en equipo o a pedir ayuda cuando lo necesitase, pues si lo hiciese se mostraría incapaz a los ojos de los que le rodeaban. Y renunció a aprender, pues para ello se necesita la humildad de declarar que no lo sabía todo y de que necesitaba a alguien que se lo transmitiese a través de un triste proceso de prueba y error hasta aprenderlo.

Esto le llevó a convertirse en una persona distante. En alguien que lucha para evitar su principial miedo: el que los demás entren en su mundo y lo perciban tal y como es.

¿Qué pasaría si algún día se mostrase así? ¿Qué pasaría si conectase con los demás? ¿y si lo hiciese desde sus emociones? ¿o desde sus expectativas, sus miedos, o su vulnerabilidad? ¿Y si se diera cuenta de que todos somos igual de incompletos? ¿Y si descubriese que somos lo que somos gracias a lo que aprendimos a partir de nuestros errores?

050

Compártelo en Twitter

Anuncios

Responses

  1. Esto es Coaching del bueno,mirarnos por dentro, darnos cuenta,hacernos más conscientes de quienes somos y desde esta toma de conciencia, lograr aquéllos resultados que nos hemos marcado.
    José Luis, mi felicitación por la sencillez y la profundidad en tu relato.Esta es una magnifica invitación a ser auténtic@s, a permitirnos ser humanos y experimentar cercanía en nuestras relaciones.

    Un abrazo

  2. Gracias por tu mensaje
    Me alegro que te haya gustado
    Un abrazo desde Marbella
    José Luis

  3. Genial José Luis.

    La verdad es que algunos se equivocan(mos) por temor a equivocarse(nos)

    Un abrazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: