Posteado por: joseluisp | 25 mayo 2011

Gestionar el tiempo

Nunca dejaré de aprender sobre cómo las personas gestionamos nuestro tiempo. Desde mis primeras sesiones de coaching, la gestión del tiempo es una de las preocupaciones que los clientes ponen sobre la mesa con más frecuencia.

En este sentido, la primera tentación para un coach es la de actuar como un consultor. Después de todo el mercado está lleno de libros, sistemas y metodologías que nos ayudan a definir nuestras obligaciones, a sistematizarlas en la agenda, a organizarlas en el tiempo y a detectar espacios en los que, mejorando nuestra eficacia personal e identificando bolsas de tiempo, podamos hacer un mejor uso de las venticuatro horas que disponemos en cada día.

Sin embargo mi supervisora me insistió en no caer en esta tentación. Para acompañar a alguien a encontrar soluciones lo importante es explorar su relación con el tiempo, el qué le pasa con los compromisos, obligaciones y tareas a los que se enfrenta y, sobre todo, a reflexionar sobre cómo ha llegado a la declaración “no tengo tiempo”.

En mi viaje por la gestión del tiempo he encontrado a personas que han llegado al “no tengo tiempo” desde la creencia que necesitan continuamente mostrarse útiles, o de hacer cosas para rescatar a las personas que están a su alrededor y hacerles la vida más fácil. Otros han llegado a la falta de tiempo desde un guión dirigido a mostrarse perfecto ante su familia, su amigos y sus compañeros de trabajo, lo que les lleva a convertirse en supermanes que asumen todas las obligaciones posibles sin plantearse la delegación o el trabajo en equipo. Los hay quienes no tienen tiempo porque son incapaces de decir no o de pedir ayuda, viendose continuamente empantanados en una pila de tareas y obligaciones que no parece tener fín.

Hay personas que no tienen tiempo porque se encuentran dentro una dinámica familiar o laboral donde personas tóxicas o dependientes están continuamente haciéndoles demandas o peticiones que les impiden gestionar su día de una forma eficaz. También podemos encontrar personas que han llegado al “no tengo tiempo” a partir de problemas de comunicación en la familia o en la organización, o debido a la existencia de personas manipuladoras que les inducen a hacer cosas que no desean o les impiden hacer lo que desean.

No quiero decir que no existan personas con problemas de tiempo, existen muchas. Tampoco que no sean eficaces todas esas herramientas que el mercado nos ofrece para mejorar nuestra eficacia personal. Sin embargo he podido aprender que muchos de nuestros quiebres, de nuestros conflictos, de nuestros guiones de vida, o de las ideas con las que hemos sido educados están detrás de nuestra falta de tiempo. Y esto explica gran parte de nuestras prisas y de la frustración que sentimos cuando percibimos que nos pasamos toda la vida luchando contra el tiempo sin avanzar.

Quizás la mejor manera de gestionar el tiempo no sea implantar esos sistemas que nos ofrecen conseguir la hora número venticinco del día. Es posible que nos sea de mayor ayuda reflexionar hasta qué punto nuestra forma de ser y de pensar nos está llevando a no tener tiempo.

NOTAS

Estos días estoy impartiendo talleres de eficacia personal donde trabajamos la relación con el tiempo. Sigo encontrándome cada vez con más personas que para gestionar su tiempo necesitan trabajar más el ser que el hacer. Es fascinante ¿verdad?

Anuncios

Responses

  1. Excelente José Luis, como siempre! Destaco la perspectiva del Coach y tendencia, la ‘vena’ consultora que nos sale siempre y que al final no es la más eficaz. Lo importante es que el coachee tome consciencia y descubra la raíz de su relación con el tiempo o la falta de él. Gracias por recordarnos este aspecto. Abrazo!
    Fernando

    • Hola Fernando
      Gracias por tu comentario
      Tú y yo sabemos perfectamente que el coaching no es una consultoría one to one
      Es una pena que en el mercado se facturen servicios con la etiqueta de coaching sin serlo
      Un abrazo
      José Luis

  2. Buen recordatorio de lo que es el coaching. Espero que sea muy leído.
    Un abrazo!

    • Gracias Alfredo
      Bienvenido a Cartografía
      A ver si nos ponemos al día
      Namasté

  3. José Luis, que tiempo más bien empleado ! como siempre es un lujo leerte!
    En esta ocasión destacar tu claridad al situar el Coaching y diferenciarlo de otras metodologías.
    Es cierto al hablar de “gestión del tiempo” buena parte de las personas reclama recetas y consejos, elementos externos para organizarse.

    Comparto contigo la importancia de la gestión del tiempo desde la mirada a nuestro interior,
    y aunque sorprende en un primer momento este enfoque, este observar cómo nos relacionamos con el tiempo, los resultados que podemos conseguir, son bien distintos a cuando únicamente nos limitamos a adoptar una organización objetiva y fundamentalmente externa, nada personalizada de nuestro tiempo.
    Mi enhorabuena por la riqueza que nos aportas.
    Un abrazo

    • Gracias, Sara. Creo que un buen coach es el que sabe diferenciar el ser del hacer.
      Un abrazo desde Madrid
      Nos vemos pronto
      José Luis

  4. Magnífico análisis Jose Luis. La verdad es que el espectáculo de contemplar cómo las personas se relacionan con su propia vida y sus declaraciones es, cuanto más lo contemplas, más fascinante.
    Un abrazo

    • Muchas gracias, Isabel
      Estoy de acuerdo contigo: es fascinante
      Por eso tú y yo adoramos esta profesión
      Un abrazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: