Posteado por: joseluisp | 10 agosto 2012

La tempestad

Cuando te encuentras en una tempestad es difícil mantener el rumbo que te conduce a un puerto seguro,  aquél donde podrás dejar a salvo a tu tripulación.

Cuando estás en un incendio no es fácil encontrar dónde se encuentra la zona quemada, el único espacio donde podrás respirar aire limpio y protegerte de las llamas.

Cuando estás cayendo al vacío no puedes distinguir el cielo del suelo y abandonas la noción de lo que está arriba y de lo que está abajo.

En medio de la confusión necesitas enfocarte en tu centro, en lo que realmente importa, pues todo lo demás pasa a ser insignificante. No puedes dejarte llevar por aquellas emociones que te alejen de él. Tampoco es el momento de buscar respuestas o culpables.

Es el momento de apagar fuegos, de detener hemorragias, de buscar una rama a la que poder agarrarse. Es el momento de explorar y de encontrar qué es lo que realmente funciona para actuar de forma inmediata para poder restablecer un poco de orden. Necesitarás para ello una buena comunicación con los demás. De forma clara, eficaz y directiva.

Es el momento de buscar las ventajas y oportunidades que residen en el caos. De cuestionar tu punto de vista para revisarlo y despojarlo de aquellas creencias que ya no funcionan. De aceptar las cosas que no puedes cambiar y de cambiar las cosas que sí puedes, para conseguir que el sistema pase, al menos, de ser de caótico a complejo.

Cuando la tempestad amaine, el mundo ya no será como antes. Tampoco lo serás tú. Pero si el viaje te ha ayudado a crecer seguro que habrá valido la pena. Que lo disfrutes. Que te aproveche.

Anuncios

Responses

  1. Mi querido amigo y compañero de viaje, siempre un lujo leerte. Gracias por enriquecernos.
    Que disfrutes el verano!
    Abrazos

    • Para mí también es un lujo disfrutar de la compañía de personas como tú
      Un abrazo
      José Luis

  2. La tempestad puede ser un punto de inflexión para el crecimiento personal. Con frecuencia en ella nos desprendemos de los superficial y superfluo para focalizarnos en lo importante. Gracias por el post.

    • Gracias Jose
      El problema es cuando negamos la tempestad y nos creamos zonas falsas de confort para evitarla
      Un abrazo
      José Luis

  3. Realmente interesante, entonces, la comunicación ayuda a conocerse a si mismo y así confiar más en lo que uno entiende que es importante para sus intereses y su supervivencia. Un abrazo.

    • Buenos días, Luis
      Gracias por participar
      Al final tenemos que centrarnos en reconocer qué es lo fundamental y mantenerlo a flote
      Echo de menos tu conversación
      Un abrazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: