Posteado por: joseluisp | 30 enero 2013

Atrapados

Henry Moore - Reclining Figures - Ideas for Stone Sculpture

Si en el transcurso de tu vida te tomas un momento para reflexionar. Y en un instante tomas consciencia de que te encuentras atrapado en una situación. Piensa en la posibilidad de tomar una de estas tres direcciones.

La primera es la lealtad. La lealtad consiste en seguir haciendo lo mismo que has estado haciendo hasta ahora. Es una postura conservadora, pues su decisión no implica ningún cambio con el presente sino seguir contribuyendo a que el sistema del que formas parte siga funcionando tal y como actualmente lo viene haciendo.

La segunda dirección es la salida. Salir es abandonar el sistema, es migrar hacia una nueva situación. Es posible que tu salida suponga una disrupción dentro del sistema, y que ponga en marcha un proceso de cambio interno. También es posible que se activen mecanismos de recuperación que hagan que el sistema continúe funcionando tal y como lo hacía antes de tu salida. Sin embargo esto no debe preocuparte: una vez que estés fuera del sistema tendrás que afrontar una nueva realidad.

La tercera dirección es la voz. Consiste en cualquier intento de cambiar el sistema desde su interior. Ya sea a través de la conversación, desde la acción o desde el recurso a la protesta, existen diferentes alternativas cuando se quiere iniciar un proceso de cambio desde dentro del sistema.

Pero no te engañes. No pienses que estás en una posición de lealtad cuando has decidido cambiar tu comportamiento para distorsionar el sistema, pues estás ejerciendo la voz. Tampoco pienses que has abandonado el sistema cuando sigues intentándolo cambiar desde fuera, pues mentalmente sigues en él. Ni pienses que estás recurriendo a la voz cuando el sistema rechaza cualquiera de tus intentos por cambiarlo. Las opciones lealtad, salida o voz no se pueden tomar a medias.

Muchas personas acuden a las sesiones de coaching al sentirse atrapados en proyectos, en relaciones, en organizaciones o en cualquier tipo de situación o de sistema. Nuestro trabajo consiste en acompañarles en un viaje, en una exploración de todas las posibilidades que se encuentran en su mano. Ya sea para mantener el sistema (lealtad), para cambiarlo desde dentro (voz) o para abandonarlo (salida).

La vida a veces es más sencilla de lo que parece, aunque tendamos a complicarla.

Notas

Las posiciones lealtad, salida y voz se las debemos a Albert Hirschman. Puede conocerlas a través de su obra Exit, Voice and Loyalty.

Anuncios

Responses

  1. Permiteme reflexionar contigo sobre el hecho de que solo hay una opcion cuando escuchas tu voz,y esta es la salida leal, con dignidad, pero siempre salida, cambio, aunque duela, aunque atemorice, aunque cree incertidumbre, es natural y por ello real, pero solo sera transitoria.

    Salida es siempre apostar por ti.

    • Buenos días, Lucas
      Gracias por tu comentario
      A veces la salida es la opción más consecuente y más noble.
      No obstante piensa que no siempre es posible la salida, pues hay sistemas que construyen barreras a la salida o incluso la vuelven inviable.
      Un saludo
      José Luis


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: