Posteado por: joseluisp | 12 junio 2013

Comparaciones

Tabitha Vevers - Lover's Eye II

Nos comparamos con los demás cuando pensamos que ellos viven experiencias infinitamente superiores a las nuestras. Cuando percibimos que su vida personal y su vida profesional son mejores que las propias.

Nos comparamos con el pasado cuando consideramos que nuestro presente no está a la altura de todo aquello que hemos vivido a lo largo de nuestra vida. Cuando nos instalamos en el desencanto hacia el presente y en la melancolia en torno a tiempos pasados.

Nos comparamos con la perfección cuando estimamos que nuestra vida no se corresponde con esa imagen ideal que tenemos en la mente y cuando sufrimos por sentirnos lejos de aquellos modelos que asociamos al éxito.

Cuando nos comparamos nuestra cabeza se llena de conversaciones. Conversaciones en torno a las decisiones tomamos en el pasado y que nos alejaron de ese estado óptimo. Conversaciones sobre las acciones que podemos tomar en el futuro si estamos a tiempo de poder alcanzarlo. Nos obsesionamos con las alternativas que desaprovechamos en su día y con las posibilidades que se nos pueden abrir en el futuro

Sin embargo, en ambas ocasiones nos alejamos del presente. Dejamos de disfrutar todo lo que hemos conseguido y negamos las experiencias que sí están a nuestro alcance. Por si fuera poco, corremos el riesgo de adentrarnos en un estado mental negativo que nos lleva la insatisfacción, a la envidia y al resentimiento.

Las comparaciones forman parte de nuestra naturaleza humana. Es posible que la cola de al lado sea más rápida, o que el césped sea más verde al otro lado de la valla. Pero no se obsesione: nuestra tendencia a compararnos puede impedirnos apreciar aquellos regalos que sí nos ha concedido la vida. Y convertirnos en personas tremendamente infelices.

Anuncios

Responses

  1. Me encanta! La verdad es que compararse es siempre un ejercicio muy peligroso, porque si salimos perdiendo podemos minar nuestra autoestima.

    Me gusta mucho una frase que escuché en inglés hace tiempo y que decía: “compare your success and progress only to yourself” y nunca las he olvidado.

    Hay que aceptar las circunstancias presentes tal y como son para nosotros sin compararnos con nada y después trabajar en la dirección que nos propongamos y medir siempre el progreso comparándolo que el punto en que empezamos a mejorar, esa es la única manera de ganar con las comparaciones.

    • Gracias, Bernardo
      En el fondo lo mejor que podemos hacer es trabajar sobre nosotros mismos olvidándonos de los demás
      De lo contrario nos obsesionamos porque siempre encontraremos la hierba más verde al otro lado de la valla.
      Un abrazo
      José Luis


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: