Posteado por: joseluisp | 4 septiembre 2013

Plan ABZ

Linda Blackburn - On The Road

¿Cómo debemos gestionar nuestra carrera profesional? ¿Elaborando un plan y ejecutándolo a la perfección, o manteniéndonos flexibles y adaptándonos a las circunstancias de cada momento?

Reid Hoffman y Ben Casnocha consideran que la solución consiste en mantener ambos enfoques: construir un plan y ser flexibles. A esta estrategia la denominan el Plan ABZ. Así, el Plan A tiene un enfoque experimental, mientras que el Plan B es un plan alternativo. Finalmente el Plan Z es un refugio, un plan seguro al que cambiar en caso de las circunstancias desaconsejen confiar en los Planes A y B.

En Plan A es el que llevamos en cada momento. Lo construimos a traves de la implantación de nuestras ventajas competitivas. Durante su ejecución crecemos y perfeccionamos nuestros activos y nuestras aspiraciones preparándonos para lo que queremos hacer en un futuro posterior (el plan B).

Es posible que en algún momento el Plan A no funcione, que descubramos una manera mejor de alcanzar nuestra meta o que tal vez encontremos oportunidades mejores que las que inicialmente habíamos contemplando. En estos casos atravesamos un punto de inflexión, el mejor momento para pivotar a un Plan B que se convertirá en el nuevo Plan A.

En este sentido resulta saludable tanto estar abiertos a los planes B como el ejercicio de construírlos, pues los planes B facilitan alternativas para el caso de que nuestros plan iniciales no funcionen. Puede conseguirlo explorando cosas diferentes pero relacionadas con lo que actualmente hace, lo que estos autores llaman el nicho adyacente. Y puede empezar ahora, tan sólo se trata de explorar planes y estrategias B en paralelo a su trabajo actual.

Finalmente, el Plan Z es un plan con altos niveles de certeza. Para construirlo piense en su estrategia más conservadora, un plan seguro al que cambiar si las circunstancias hacen que no se pueda confiar en los planes A y B. Piense en el Plan Z como aquel lugar seguro para poder retirarse, reagruparse y desarrollar su nuevo Plan A.

Vivimos en un mundo en cambio constante pero eso no es escusa para planificar y trabajar en la dirección que usted alcanzar. Pero debe hacerlo tolerando el ensayo y el error, pues un plan que nos impide adaptarnos y mantenernos flexibles está condenado al fracaso.

NOTAS

Puede encontrar más sobre la planificación ABZ en la obra de Reid Hoffman y Ben Casnocha El mejor negocio eres tú. Está publicada porEditorial Conecta.

Anuncios

Responses

  1. Excelente concepto… y difícil de ejecutar aunque no imposible cuando se es poco flexible… A veces queremos que las cosas salgan tal y como las hemos planificados, y nos descolocamos antes los cambios, en esas situaciones me gusta la metáfora que leí hace poco sobre el agua de un río y en ese sentido parecernos a ella, dejarnos fluir, adaptarnos a las piedras que salen en el camino para seguir el recorrido, andar debajo de la tierra si hay dificultades en la superficie.. amoldarnos lo necesario para que el río llegue al mar, que es el objetivo final
    Saludos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: