Posteado por: joseluisp | 9 octubre 2013

No hacer

Matt Mullican - Untitled (World Framed)

¿Es necesario intervenir para arreglar todo aquello que no funciona bien? En algunos casos la respuesta es obvia: sí. Pero en otros quizás sea mejor no hacer nada.

Obviamente cuando un sistema mecánico falla necesitamos un experto que haga un diagnóstico para identificar sobre qué partes del sistema debe intervenir al objeto de repararlas o sustituirlas.

Pero el razonamiento no es tan evidente cuando se trata de sistemas orgánicos (organizaciones, familias, personas…). Es posible que para determinadas disfunciones sí necesitemos la ayuda de un experto que intervenga al objeto de mejorar el sistema.

Sin embargo, existen ocasiones en que la invervención de un rescatador no es la mejor idea. El motivo es que la intervención puede privar al sistema de uno de los mayores regalos que ha recibido de la naturaleza: su capacidad de recuperarse y de volver al equilibrio inicial. Cuando protegemos al sistema de la aleatoriedad a la que está expuesto, sin pretenderlo, lo fragilizamos.

Observe nuestros mecanismos de crecimiento, aprendizaje y desarrollo. Éstos no serían posibles sin el azar, sin el desorden, sin la aventura, sin el autodescubrimiento o sin la incertidumbre. Protegernos de estos episodios cuasitraumáticos altera nuestros procesos naturales, volviéndonos más vulnerables y menos capaces a la hora de afrontar las complicaciones que nos trae la vida.

Tanto si estamos hablando de gestionar su organización, de educar a sus hijos o de su salud personal es posible que en ocasiones existan beneficios y oportunidades de la volatilidad, de los errores, de la incertidumbre o de los estresores. La exposición a ellos nos hace más fuertes, más capaces y más robustos.

Si usted tiene vocación de supermán, considere en qué ocasiones es necesario intervenir y en cuáles es mejor no hacer nada. Se sorprendería de la cantidad de situaciones en que los sistemas tienden a autorregularse y volver el equilibrio inicial. Además, cuando lo hacen, quedan fortalecidos tras el proceso. ¿A que es maravilloso?

NOTAS

Si está interesado en los problemas que acarrea proteger a los sistemas orgánicos encontrará interesante el último texto de Taleb. Se llama Antifrágil y está publicado por Paidós.

Anuncios

Responses

  1. Si, absolutamente maravilloso!

    • Gracias, Laura
      Y mucha suerte en tu nueva aventura
      Un abrazo
      José Luis

      • Qué sorpresa lo viste!! Muchas gracias

      • Claro que si. Un abrazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: