Posteado por: joseluisp | 26 febrero 2014

Mapas de compromiso

Laurence Stephen Lowry - Men at a Meeting

¿Estan comprometidas las personas de su organización? Un primer paso para averiguarlo es evaluar quien lo está y quien no.

El grupo de personas más comprometidas lo forman los embajadores. Son personas que se encuentran comprometidas tanto con la compañía como con su trabajo y su carrera, pues confían en el liderazgo de la empresa y de su departamento. Son fáciles de identificar dentro de dos grupos: los altos directivos y los profesionales más eficientes. Consideran que tienen motivos para permanecer en la empresa ya que estiman que la organización tiene sistemas efectivos para evaluar su rendimiento y perciben que su desempeño es reconocido por estos sistemas.

Siguiendo nuestro viaje por el compromiso puede encontrar un segundo grupo en quienes están muy orientados a sus carreras. Se trata de personas muy eficientes, interesadas en su formación y en el desarrollo de sus habilidades. Saben qué hacer para progresar en su trabajo y para desarrollar su función con eficacia. No obstante pueden tener un elevado riesgo de salida y es posible que la organización necesite desarrollar acciones para fidelizarlos.

El tercer grupo está formado por las personas orientadas a la compañía. Consideran que su organización es un sistema que premia los logros de sus trabajadores de manera justa. Por ello están dispuestos a renunciar a su carrera y a sus talentos para ponerse al servicio de su empresa pues, según perciben, ésta les valora y se interesa por su bienestar personal.

Finalmente, el cuarto grupo es el de los ambivalente. Son personas que no están comprometidas con la organización ni con su carrera. No espere de ellos un talento ni un desempeño excepcionales.

Sea cual sea el mix de compromiso de su equipo es importante que sea consciente de cómo se distribuye. A mayor compromiso, mayor será la capacidad de la organización para lograr sus metas. El déficit de compromiso convertirá la tarea de lograrlas en una aventura difícil. La buena noticia es que el compromiso es susceptible de gestión y de mejora. Todo un desafío.

NOTAS

Si está interesado en la identificación del compromiso en su organización puede consultar este modelo en El cliente más exigente: tu equipo. Está publicado por Simon Barrow en la Editorial Gestión 2000.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: