Posteado por: joseluisp | 30 abril 2015

Presencia Ejecutiva

Rufino Tamayo - Figura en Negro

¿De veras es importante la presencia para un directivo? Un líder se enfrenta diariamente a diferentes stakeholders que continuamente analizan qué hacen, qué no hacen, qué dicen y qué dejan de decir. Sus comunicaciones, ya sean intencionadas o no, afectan a los demás en la medida que éstas son percibidas.

En este sentido, el modelo Bates de Presencia Ejecutiva, considera que esta presencia está determinada por tres dimensiones: el carácter, la substancia y el estilo.

En primer lugar, el carácter incluye todas aquellas cualidades que el líder considera fundamentales como persona. Estas cualidades dan a los demás motivos para confiar o desconfiar en él o en ella. El carácter incluye todas aquellas dimensiones en torno al desarrollo moral de la persona, su temperamento y su forma de actuar en las relaciones interpersonales.

Por su parte, la substancia hace referencia a aquellas cualidades adquiridas conforme madura el liderazgo y que definen su forma de inspirar compromiso, de transmitir acción y de impulsar un esfuerzo por parte de los miembros del equipo. Incluye habilidades de inteligencia social y emocional que se pueden observar en la capacidad que tiene el líder de evaluar riesgos, en su forma de afrontar las situaciones de manera pragmática y en su estilo a la hora de conducir el equipo cuando atraviesa momentos complicados.

Finalmente, el estilo incluye aquellos patrones aprendidos de comunicación que generan motivación y que determinan el desempeño del equipo. Se enfoca en la ejecución y en la acción y se puede observar en su capacidad de asegurar el compromiso, de verificar el alineamiento del equipo o en el momento de afrontar situaciones difíciles.

A lo largo del tiempo, aquellos que le rodean construyen una percepción en torno a su presencia ejecutiva. Esta percepción tiene un impacto sobre estas personas pues, en primer lugar, codificarán patrones predecibles en torno a su forma de pensar, su actitud y su conducta. En segundo emitirán juicios en torno a su credibilidad, su competencia y su fiabilidad.

El resultado final es un veredicto. Una etiqueta por la que se le atribuyen intenciones positivas o negativas como líder. Esta etiqueta determinará su capacidad de acercar al equipo a su objetivo. O de alejarlo.

NOTAS

Si está interesado en el Modelo Bates de Presencia Ejecutiva puede consultar el siguiente enlace.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: