Posteado por: joseluisp | 16 enero 2013

Rumiadores

Narveen Aryaputri - Janoon Obsession

¿Se obsesiona en torno a las adversidades que se le presentan? Martin Seligman denomina rumiadores a aquellas personas que rumian y rumian todos los contratiempos a los que están sometidas.

Una persona no rumiadora se orienta a la acción y a la búsqueda de soluciones. Por el contrario, un rumiador pone en marcha un díálogo continuo en torno a su desgracia. Una cadena de ideas tristes en la que se enreda alejándose de todo propósito de entrar a la acción.

Existen rumiadores optimistas y pesimistas. Sin embargo, la vida de los rumiadores pesimistas puede ser un infierno. Su estructura de pensamiento gira continuamente en torno a lo mal que van las cosas, a esas amenazas respecto a las que se sienten indefensos e incapaces de superar. Por supuesto consideran que esa impotencia se mantendrá para siempre y que se repetirá continuamente empantanándose en una cadena de pensamiento que no se detiene nunca.

Seligman, considera que detrás de la depresión se encuentra una suma de pesimismo y rumiación. Su terapia para combatirla se encuentra en atacar el pesimismo, el comportamiento rumiador o ambos a la vez.

Tenga cuidado con sus hábitos de pensamiento. Pueden acabar con Vd. Le pueden condenar a un diálogo sin fín en torno a toda la adversidad que le acontece. Cuídese del pesimismo o cuídese de la rumiación. O mejor cuídese de ambos. Su vida mejorará.

NOTAS

Puede encontrar más información sobre la rumiación en la excelente obra de Martin E.P. Seligman Aprenda Optimismo. Está publicada en castellano por Mondadori.

Anuncios

Responses

  1. Bueno. No he ido a la obra de Seligman. Está bien hacer notar que la posibilidad de la persona que rumia existe. La experiencia me dice que en cuanto veas que rumias… 🙂 se fue la mitad del problema. Acostumbrémonos a ver… Esto abre puertas. Luego cambiará el hábito. Saludos.
    Paco.

    • Gracias por tu mensaje
      Estoy de acuerdo, cuando rumias se va la mitad del problema
      Llegado a ese punto es el momento de parar de rumiar
      De lo contrario entras en esa conversación sin fin que sólo te produce desgaste
      Un saludo
      José Luis


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: